martes, diciembre 05, 2006

Técnico o Gestor

¿Por qué un técnico debe llegar a ser gestor? ¿Por ganar más? Pues sí, hoy día, al menos en España, y en el sector informático que me rodea, los técnicos tienen un techo, es decir, cuando una persona está preparada, tiene una visión, está formada y capacitada para abordar cualquier proyecto desde la posición de responsable técnico, llega su jefe y le dice, muy bien, estamos muy contentos contigo, te vamos a dar más responsabilidad y vas a ganar más, pero lo harás gestionando un proyecto.

Pues bien, aquí ocurren varias cosas, por ejemplo, la empresa comienza a perder un buen técnico, porque, aunque al hombre le guste la labor técnica y se preocupe de estar al día (aunque se dedique todo el día a gestionar un proyecto) esta dedicación corre el peligro de que cada día sea menor, llegando a convertirse en un mejor o peor gestor. Pero si este gestor se quedara en su terreno de gestión no tendría mayor transcendencia, pues no querría intervenir en las decisiones técnicas y no habría mayor repercusión, lo peor viene cuando esta gente que pierde conexión con la dirección técnica de un proyecto quiere tomar decisiones provocando errores y dando pié a que un proyecto sea un caos.

Hablando con compañeros, me comentaban que lo ideal es que un jefe de proyecto, lo sea todo, es decir, sea muy bueno técnicamente y al mismo tiempo se dedique a gestionar los proyectos. Esto sería ideal, el problema real aparece cuando los proyectos son tan grandes que los gestores no tienen capacidad de reacción en decisiones técnicas.

De esto y más errores se habla en el artículo Grandes errores en la dirección de un proyecto

1 comentario:

El Maligno dijo...

Un buen gestor sabe reconocer un buen técnico y debe confiar en él para tomar las decisiones técnicas.

Un mal gestor se cree el ombligo del mundo y no tiene en cuenta los consejos de un buen técnico.

Un pésimo gestor toma las decisiones desconfiando del técnico y optando por la opción opuesta a la aconsejada.

Curiosamente el gestor pésimo suele ser el que está mejor visto por la dirección de la empresa. Y es que ya se sabe,...., se nota que el gestor pésimo tiene mano dura,...., y cerebro blando!